El Programa de Escuelas Resilientes cubre el pilar de educación para la reducción del riesgo de desastres y la resiliencia.

Resiliencia en la Niñez y Juventud


La construcción de resiliencia en la niñez y la juventud requiere de la comprensión de los factores que inciden en la generación del riesgo de desastres. Para ello se deben entender los fenómenos que constituyen las amenazas, sean éstos de origen natural o antropogénico (de carácter tecnológico o social) e identificar y dimensionar las vulnerabilidades a las que están expuestos niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

Jóvenes y niños

Educación en Reducción de Riesgos de Desastres y Resiliencia

01.

Mensajes clave

Desarrollar mensajes clave, basados en evidencia y consenso, para reducir la vulnerabilidad en el hogar y de la comunidad, y para prepararse para la respuesta a los impactos de las amenazas centrado a través de las niñas, niños y adolescentes.

02.

Involucrar a estudiantes y personal educativo

Involucrar a los estudiantes y personal educativo en actividades de gestión de desastres al interior de la escuela y de la propia comunidad, incluyendo el mapeo de amenazas, el desarrollo de planes de contingencia y el desarrollo de ejercicios regulares de simulacros.

03.

Aprendizaje

Desarrollar el aprendizaje para todos los tipos de amenazas relevantes.

04.

Reducción de riesgos

Incluir la reducción del riesgo de desastres en el plan de estudios.

05.

Materiales de enseñanza y aprendizaje de calidad

Desarrollar materiales de enseñanza y aprendizaje de calidad para profesores y estudiantes, los cuales aborden diferentes dimensiones de la reducción del riesgo.

06.

Capacitación

Proporcionar capacitación para docentes en ejercicio y en formación sobre aspectos relevantes para la gestión del riesgo de desastres en el sector educativo.

07.

Estrategias para ampliar la participación

Desarrollar estrategias para ampliar la participación de maestro/as para la integración efectiva de estos temas en el currículo formal (Plan y Programas de Estudio), así como enfoques no formales y extracurriculares con las comunidades locales.